Radiofrecuencia:
Consiste en la aplicación de radiaciones electromagnéticas que provocan el calentamiento de las diferentes capas de la piel.
La tecnología que emplea este método es capaz de llegar a capas más profundas  de la dermis mientras se protege la epidermis durante el tratamiento.

Beneficios:
- La retracción del colágeno y de las fibras envejecidas de la piel dan lugar a la formación de nuevas fibras.
- Esta reestructuración  gradual del nuevo colágeno hace  que el tejido adquiera firmeza y elasticidad (efecto lifting).
- Favorece la circulación sanguínea: Las ondas electromagnéticas aumentan la circulación en la zona objeto del tratamiento.

- Drenaje linfático: Con el drenaje disminuyen los líquidos y las toxinas que residen en el tejido que sufre la celulitis.

Aplicación:
- Celulitis
- Flaccidez
El efecto es inmediato dado que las fibras del tejido celular subcutáneo al calentarse, se contraen y el efecto tensor se hace visible.
El número de sesiones también depende del grado de flacidez y de la zona: normalmente se necesitan entre 4 y 6 en tratamientos faciales y entre 6 y 10 en tratamientos corporales.

Contraindicaciones:
- Embarazo y lactancia.
- Personas con prótesis metálicas, marcapasos y otros aparatos.
- Patologías cardiovasculares graves.
- Enfermedades neuromusculares.
- Cáncer. 
- Personas que sufran alteración de la coagulación. 
- Personas con sobrepeso.

gallery/radiofrecuencia